6 razones para comenzar a cuidar de forma preventiva tu sistema cardiovascular y circulatorio

6 razones para comenzar a cuidar de forma preventiva tu sistema cardiovascular y circulatorio

Tu corazón late sin parar, bombeando sangre a cada rincón de tu cuerpo. Tus arterias y venas son como una red de autopistas que transportan oxígeno y nutrientes a tus órganos. Sin un sistema cardiovascular y circulatorio saludable, nada funciona. Pero, ¿sabías que puedes darle un empujoncito a este dúo dinámico?. Así como cuidas tu coche con cambios de aceite y revisiones, tu cuerpo también necesita atención preventiva.



Aquí te presentamos 6 razones para convertirte en el mejor amigo de tu corazón y tus vasos sanguíneos:



  1. Dile adiós a la fatiga crónica:

¿Te sientes agotado sin motivo? La mala circulación puede dejarte sin energía, incluso para las tareas más simples. Imagina tener la batería de tu móvil siempre a punto. El flujo sanguíneo deficiente a los músculos priva a las células de oxígeno y nutrientes esenciales, generando fatiga. Otra de las razones puede ser la deficiencia de hierro: La anemia por deficiencia de hierro reduce la capacidad de transporte de oxígeno de los glóbulos rojos, lo que causa cansancio.


  1. Adiós a la piel pálida y fría:

Un sistema circulatorio eficiente lleva oxígeno y nutrientes a tu piel, dándole un brillo radiante. La piel pálida y fría ocurre cuando esta no recibe suficiente oxígeno y nutrientes, lo que le da un aspecto pálido y frío. También la falta de vitaminas A, C y E puede afectar la salud y el tono de la piel.


  1. Un cerebro en forma:

Tu cerebro necesita un flujo constante de sangre para funcionar al máximo. Si tu sistema cardiovascular no está a tope, tu memoria, concentración y capacidad de aprendizaje pueden sufrir. El cerebro necesita un flujo constante de oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente. La falta de omega-3, vitamina B12 y ácido fólico puede afectar la función cognitiva.





  1. Reduce el riesgo de enfermedades:

La hipertensión, la aterosclerosis y los infartos son enemigos formidables. Pero con un estilo de vida saludable y chequeos regulares, puedes convertirte en un guerrero invencible. La presión arterial alta daña las paredes de las arterias y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 


  1. Mejora tu vida sexual:

La mala circulación sanguínea puede afectar tu libido y desempeño sexual. Afecta el flujo sanguíneo a los genitales, tanto en hombres como en mujeres, lo que puede dificultar la erección y la lubricación. También el estrés puede ser un problema ya que puede afectar el deseo sexual y la capacidad de respuesta.


  1. Disfruta de una vida más larga y plena:

Cuidar tu sistema cardiovascular y circulatorio te ayudará a vivir más años y con mejor calidad de vida. Imagina disfrutar de viajes, aventuras y momentos inolvidables con tus seres queridos. Un sistema cardiovascular y circulatorio saludable reduce el riesgo de enfermedades crónicas como la hipertensión, el colesterol alto, la diabetes y las enfermedades cardíacas. Además, las personas con un estilo de vida saludable tienen una mayor esperanza de vida y una mejor calidad de vida.



¿Cómo empezar a cuidar tu corazón y tus vasos sanguíneos?


  1. Muévete:

El ejercicio es la mejor medicina para tu sistema cardiovascular. Caminar, bailar, nadar o andar en bici son excelentes opciones. ¡Encuentra una actividad que te guste y hazla parte de tu rutina!



  1. Controla el estrés:

El estrés es un enemigo silencioso para tu salud cardiovascular. Practica técnicas de relajación como yoga, meditación o mindfulness. ¡ Encuentra tu equilibrio y disfruta de una vida más tranquila!


  1. Circuheal

Nuestra fórmula adaptogénica está diseñada para mejorar la salud cardiovascular y circulatoria. Con una combinación de 16 plantas y hongos cuidadosamente seleccionados por sus propiedades beneficiosas para el corazón y los vasos sanguíneos. 


Algunos ingredientes:

Leuzea: mejora el estado del sistema cardiovascular

Ginseng siberiano: contribuye a la circulación sanguínea normal

Rhodiola: ayuda a mantener el funcionamiento normal del sistema circulatorio, proporcionando así oxígeno y nutrientes a las células.

Escoba de carnicero: apoya  la circulación venosa y los casos de piernas cansadas y pesadas

Ginkgo biloba: Favorece la circulación periférica, lo que es especialmente útil para los ojos y los oídos.


¡Toma el control de tu salud y vive con pasión!


ARTICULOS RELACIONADOS

Su función principal es generar adenosín trifosfato (ATP), la principal fuente de energía utilizada por nuestras células para llevar a cabo una variedad de funciones biológicas, desde la contracción muscular hasta la síntesis de proteínas y la comunicación celular.
Para una parte significativa de la población, la llegada de la primavera también desencadena una experiencia menos placentera: la alergia primaveral.